Restauración Simple:

Cuando el daño de la foto abarca un 10%, presentando ralladuras, ausencia de brillo, contraste, colores envejecidos y falta de luz, sin afectar al personaje.

Restauración Compleja:

Se considera restauración compleja cuando el daño afecta parte importante de la foto o del rasgo del personaje o elemento. Los daños pueden ser: Rajaduras, roturas y manchas.

Restauración Moderada

Cuando el daño de la foto abarca un 20% a 40%. afectando parte del personaje principal o los fondos detallados por escrituras, manchas o rayaduras.